La pérdida de grasa ha sido y continúa siendo hoy en día una de las mayores preocupaciones en cuento a estética. Por ello, la cirugía plástica más demandada en la actualidad es aún la liposucción y la lipoescultura. Sin embargo, ¿Cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura? Te lo contamos en este post.

¿En qué consiste la liposucción? 

La liposucción es la cirugía plástica que se encarga de eliminar los acúmulos de grasa localizada de diversas zonas del organismo. Se trata de una cirugía que se realiza normalmente con anestesia general aunque, en ocasiones, puede realizarse también con anestesia local, según el tamaño de la zona a tratar.

En cuanto al procedimiento quirúrgico, este consiste en inyectar una solución salina en las zonas donde se encuentra el tejido adiposo a extraer y, posteriormente, licuarlo y extraerlo del cuerpo del paciente a través de una fina cánula.

A pesar de  lo que pueda parecer, es un tratamiento quirúrgico muy seguro que no produce ningún daño en la piel o los tejidos adyacentes a la zona donde se extrae la grasa. Por este motivo, continúa siendo aún hoy en día una de las cirugías más demandadas ya que se obtienen muy buenos resultados con ella.

¿En qué consiste la lipoescultura? 

La lipoescultura, por su parte, es exactamente el mismo procedimiento quirúrgico de la liposucción solo que adaptado a diversas zonas del cuerpo en el mismo acto quirúrgico. Esto quiere decir que, mientras en la liposucción se elimina grasa de una zona del cuerpo en particular, en el caso de la lipoescultura se elimina grasa de muchas zonas durante la misma intervención con el objetivo de remodelar la figura.

La liposucción puede realizarse en zonas pequeñas como la papada, por ejemplo, además de otras zonas del cuerpo como los brazos, las piernas o el abdomen. En cambio, la lipoescultura tiende a realizarse de forma integral en el cuerpo del paciente para definir su silueta. Así, se trata de un procedimiento que remodela y esculpe la figura eliminando grasa de zonas como el abdomen, la espalda, los glúteos y las piernas.

La cantidad de grasa a eliminar así como las zonas específicas a tratar siempre van a estar condicionadas a lo que el paciente haya acordado con su cirujano plástico.

Cosas a tener en cuenta antes de decidir operarse

Aunque ambas cirugías plásticas parezcan exactamente lo mismo, tal y como hemos podido observar, la diferencia entre liposucción y lipoescultura no es grande, pero existe. Sin embargo, antes de someterse a cualquier intervención quirúrgica, siempre es importante contar con el asesoramiento personalizado y profesional necesario.

La cirugía plástica siempre debe ser una decisión responsable y, por tanto, no debe tomarse a la ligera. Por ello, es esencial contar con una valoración médica previa para concretar cuáles son las necesidades de cada persona en cada caso.

El Dr. Julián Castillo lleva más de 30 años dedicándose a la Cirugía Plástica y cuenta con un equipo profesional con amplia experiencia en este mismo sector. Por ello, si deseas solicitar asesoramiento individualizado o resolver alguna duda sobre tratamientos estéticos, no dudes en contactar con el doctor y su equipo aquí.