El tamaño y la forma de las orejas es algo que preocupa a muchas personas. De hecho, la afección más habitual es contar con las orejas en asa o con forma de soplillo. Por este motivo, una de las cirugías estéticas faciales más demandadas es la otoplastia, una intervención que corrige la forma de las orejas eficazmente. En este post te contamos cómo son los resultados de la cirugía de las orejas.

¿En qué consiste la otoplastia?

La cirugía de las orejas es una intervención bastante sencilla y se puede realizar tanto con anestesia general como local. En la mayoría de los casos se tiende a utilizar anestesia local ya que no es necesario sedar por completo al paciente. No obstante, en los casos infantiles sí suele indicarse anestesia general para que haya un mayor control y estabilidad del niño en todo momento.

La cirugía dura entre dos y tres horas en las cuales el cirujano realiza la técnica más adecuada a cada caso. La más frecuente es aquella en la que se realiza una incisión en la parte posterior del pabellón auricular  con el objetivo de exponer el cartílago y doblarlo hacia atrás. En estos casos la cicatriz resultante queda siempre disimulada en el pliegue de la oreja por lo que apenas es visible.

¿Cómo saber si eres apto para una otoplastia?

Antes de una cirugía estética es necesario contar con una serie de requisitos de salud para poder llevarla a cabo. Éstos, sin embargo, no son requisitos diferentes a los de otras cirugías. Para poder determinar la idoneidad de un paciente que quiere operarse las orejas es necesario:

  • Una consulta con el cirujano plástico cualificado que estudie las orejas del paciente mediante una exploración física.
  • Un cuestionario que llevará a cabo el doctor para que el paciente le explique su estilo de vida y sus hábitos.
  • El historial clínico del paciente y sus antecedentes familiares para conocer el estado de salud del paciente en su totalidad.

Además de los básicos, la cirugía de las orejas al ser una operación poco invasiva además de poco compleja en su realización, no tiene muchos requisitos. De hecho, es una cirugía que se realiza incluso en niños siempre y cuando éstos tengan más de 8 años aunque, en ocasiones, puede indicarse su realización con menos edad siempre y cuando el problema a solucionar sea funcional o congénito.

¿Cómo es el postoperatorio y los resultados de la cirugía de las orejas?

Una de las principales ventajas de esta cirugía es que cuenta con un postoperatorio muy cómodo de llevar. Gracias a él en pocos días, entre tres y cinco días, el paciente puede volver a su vida normal.

Lo único que tendrán que llevar desde que salen del hospital es un vendaje compresivo en la zona. Esta venda deberá permanecer unos días alrededor de la cabeza para garantizar unos resultados óptimos tras la cirugía y una correcta cicatrización. A partir del tercer o quinto día, según la evolución de cada paciente, este vendaje se cambiará por uno más ligero cuyas indicaciones de uso serán importantes, sobre todo durante la noche.

Es habitual sentir algo de dolor en la zona de las orejas durante el postoperatorio, pero éstas irán disminuyendo con el paso de los días y, sobre todo, con el consumo de analgésicos recetados por el cirujano plástico.

Además de lo anterior, los pacientes deben evitar durante el primer tras la intervención realizar esfuerzos o actividades que conlleven algún contacto con la zona de las orejas.

En cuanto a los resultados, estos son visibles casi de inmediato durante el postoperatorio y, sobre todo, tras el primer mes de la cirugía. Los efectos de la otoplastia son definitivos y es bastante raro tener que realizar una cirugía de retoque tras la primera intervención. Por este motivo, es un procedimiento muy satisfactorio para los pacientes ya que, además, aporta unos resultados muy naturales.

El Dr. Julián Castillo, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, lleva más de 30 años realizando este tipo de cirugías faciales con mucho éxito. Si deseas información o asesoramiento no dudes en contactar con nuestro equipo de profesionales desde aquí.